domingo, 2 de agosto de 2009

roces





no ha sido más que un roce
algo que sientes, que puedes disfrutar, o te puede molestar
pasa por tu vida como algo sin querer
de repente te lo encuentras
está ahí
ya lo has notado
¿te ha gustado?
¿se te han erizado los pelos?
¿te ha dado grima?
¿te has sentido incómodo?



¿qué más da?
ya se ha ido


todo acaba por ser un roce en tu vida

aunque hay cosas que pueden ser algo más profundo
un arañazo, una mella, una marca de mordisco, o incluso, a veces, un pellizco
pero generalmente éstas cosas están desligadas del intercambio de fluidos
son algo más natural, cotidiano y generalmente, se hacen más necesarias.

7 comentarios:

Galia Bóveda dijo...

Buenas!!!

He llegado a tu blog por un comment que te he leído en "Me llaman Octubre..."

Lo primero es decirte que me encantan tus gustos musicales. Los comparto.

Cuánto echo de menos los roces de una persona que sólo me dejaban cicatrices profundas...

Seguiré pasando por aquí. Te sigo.

Un beso,

Galia.

tututu dijo...

tu amiga el asterisco está muy cansada de su vida de asterisco a medias, pero supongo que algún día encontrará una soluciones y sus días dejarán de ser días iguales para pasar a ser días especiales. que a lo mejor no tiene que irse hasta formentera a comprobarlo, peeero nunca se sabe amigo :)

Chica de ayer# dijo...

Supongo que ha sido un roce, llegar hasta aquí y disfrutar tus palabras.

Y sí, todo acaba por ser un roce, lo que pasa es que a veces tienes que notarlo con más o menos intensidad.

No te pierdas tanto en las clavículas.
un beso

tututu dijo...

hola jorge:)

tututu dijo...

pues yo me cago en su puta tempestad querido jorgi !

Fractured hand. dijo...

Hacía mucho que no me pasaba por aquí...¿todo bien?

Roces..Me quedo con los que te erizan el bello y te hacen suspirar, que los otros, a pesar de que sean roces, persisten en la piel más tiempo...Y lo peor de todo; duelen.

AntWaters Daza dijo...

Pues yo he llegado aquí como los labios rojos y me gusta tu forma de ver esto que llamamos vida, y sí, al final, lo que más necesita uno no son fluidos.

Abrazos de plasma