miércoles, 19 de agosto de 2009

las cosas que no nos dijimos


-No has contestado a la única pregunta que me preocupa, ¿eres feliz?
-Ya no.
-¿Y tu, crees que la cosa habría funcionado entre nosotros?
-Probablemente.
-Entonces has cambiado.
-¿Por qué?
-Porque en el pasado, con tu humor sarcástico, me habrías contestado que habríamos ido directos a un fiasco total, que no habrías soportado que yo envejeciera, que engordara, que siempre estuviera por ahí de viaje...
-Pero desde entonces he aprendido a mentir.
-Ahora por fin vuelves a ser tú, tal y como nunca he dejado de amarte...
-Conozco una manera infalible de saber si habríamos tenido una oportunidad... o no.
-¿Cual?

El beso fue largo, semejante al de los adolescentes que se aman hasta el punto de olvidarse del resto del mundo.

2 comentarios:

tututu dijo...

me encanta esto que has escrito jorge:)
sobre todo la parte del sarcasmo, es taaaan real
:)
espero verte esta noche querido!

dame pistachos dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=biHijns8X1I

:)