sábado, 9 de enero de 2010

coño qué frío hace.


cuándo fuí tan pequeño, que todo me venía grande
cuándo dejé de llegar a coger las galletas de la parte alta del armario
cuándo la ropa decidió darse de sí, porque los humanos no encogen, o algo así se supone que debería de pasar
cuándo cambiaron de tamaño la puerta, que ya no llego a mirar quién está detras esperando a que le abra
cuándo los demás crecieron tanto tantísimo que ya no llego a chocaresoscinco ni pegando el salto más esforzado de toda mi historia
cuándo fue necesario pedirte que te agaches para poder darte un beso
y lo peor de todo es que eso es lo que menos hago, nunca me gustó pedir besos, siempre fuí más de darlos, cuando flik y flak se juntaban, se separaban o se acercaban, daba igual
es una pena, porque ya es dificil ir de la mano
es dificil decirte al oído "yo también me alegro de verte", y ahora es al pantalón, como sabiamente rafa pons canta entre martillazos en las cuerdas de algo que tiene cola, o no
y ya no me atrevo, ni a soltarme ni a juntarme un poco más

7 comentarios:

tututu dijo...

jorge arias no voy a ceder a tu chantaje blogero. en otro orden de cosas, me encanta. como siempre:)
y lo de las palabras la oido más. ya lo sabes.

Pintamonadas dijo...

sobretodo porque flik y flak se separaban y juntaban cuando les daba la gana:)

Dara Scully dijo...

el día que no llegue a coger las galletas del armario me enfadaré un montonazo. pero mucho, mucho.



(te traigo una
chaqueta para que
no tengas frío y no
digas palabrotas)

Nora dijo...

Nadie se atreve.

Muakmuak.

tututu dijo...

quieres dejar de llenarme el blog de comentarios guarros?
no eran ese par de cosas
jum!

mariona. dijo...

frío helado....


pero las noches son mas calientes que nunca.
besos :)

aLba * dijo...

si quieres... podras acercarte o alejarte mas :)