domingo, 17 de enero de 2010


como cuando decides que es mejor tomarte un croissant que un cruasán, una cocacola light en vez de una cola light
como cuando te quedas dormido en tu cama en vez de en la de un hostal de carretera
como cuando te metes al baño, a la ducha, o te enfrentas al wc dentro de tu propio hogar

debes de dejar de regalar besos, o regalarlos con inteligencia, porque así solo has conseguido perderte, y perderlos, los besos, lejos, cerca, pero eso, perdidos. perdido. perdidos. no hay quien te encuentre así.
escóndete debajo de las mantas, porque ahí fuera hace demasiado frío para que los latidos sigan un ritmo normal.
quédate quieto, que las dulces yemas llegarán.

y será tan, tan, tan gracioso el chispazo, porque será casi una reacción fisicoquímica, que te arreglará tan bien como aquel viejo reloj de cuco que nunca más se estropeó.

9 comentarios:

Dara Scully dijo...

yo nunca he sabido cómo va eso de dar besos con inteligencia.



cientosdemillonesdemiaus

Almendra dijo...

Lo peor es si te pierdes y encima no hay besos
(:

Nora dijo...

Parece que el mes va de besos perdidos para todos.

Espero que éste llegue.
Muak.

Bally y.. dijo...

:)me encanta esto jorgi sobre todo lo de perdidos.perdido.perdidos..
anda si los besos no se gastan y regalando regalando a alguien le gustarán tanto que querra la patente!

:)

The Autist Orange dijo...

los besos con inteligencia son difíciles de transmitir. aunque aún tengo esperanzas de q no sean imposibles :)

besos de naranja

Javi Muñoz dijo...

Creo q he perdido la noción del tiempo........

Wendy dijo...

pero a veces, regalar besos puede ser el mejor regalo.

tututu dijo...

ya sabes lo que pienso yo de esto.

tututu dijo...

actualiza, ¿no?