lunes, 21 de diciembre de 2009



y me dijiste que en tu mano no se puede leer el fin
bromeabas con la inmortalidad que tus arrugas de la mano te prometían
y yo corría por esas líneas de tu mano
y hoy despierto
y te has ido
inmortal o no, ya no estás

fumé solo en la terraza del hotel
en ese cuarto hubo mucho por hacer
y ahora no hay nadie con quien echarme un rato

y todo lo que oiga y vea hoy
serán reminiscencias de la nieve que nos calló

5 comentarios:

dame pistachos dijo...

ILUSIÓN.

jonybe dijo...

me has fastidiado! tenía en mente escribir algo con el tema de las líneas de la mano...querido escritor, usted siempre tan inspirado

Anónimo dijo...

y no se puede leer el fin, bien lo sabes.

m'encantes:)

7cc dijo...

Muy bueno! Saludos!

tututu dijo...

eres increíble jorge.