martes, 1 de septiembre de 2009

síndromes

Z. Spitz concluye a partir de sus experimentos que los individuos que en su infancia no han recibido suficiente o adecuada estimulación táctil, fracasan, con frecuencia, posteriormente en el establecimiento de relaciones sociales significativas o tienden a establecerlas de carácter superficial.

5 comentarios:

tututu dijo...

odio la comunicación interpersonal, bueno más que eso, odio a la puta señora esa y su modo de dar la asignatura. la colgaba de un pino.

Pintamonadas dijo...

vamos, que si no te dan abrazos besos y mimicos rollo peluchito,de mayor te vuelves un rancio.

charcos dijo...

Hola! no he podido evitar dejarte un comentarío, ayer descubrí tu blog, me lo he leído enterito y me ha encantado. Es genial tu forma de decir y contar las cosas. Me pasaré por aquí de vez en cuando!

Chel dijo...

Pues Spitz tiene mucha razón.
Blog interesante. Seguiré urgando.

Un saludo.

tututu dijo...

buenos días jorgiii :)
cómo estás? yo estoy esperando a que venga Julia a buscarme para irnos a la biblio... a eso de asentar conocimientos sobre marketing promocional y audiovisual... me quitaré audiovisual alguna vez? creo que esta es la mía... la mujer se va de la facultad asi queeee tengo que aprobarla como sea!
que pases un bonito viernes querido
:D