domingo, 5 de octubre de 2008

a fin de mes

Elabora una lista.
Da igual que pon-
gas, lo que tu
quieras. Es tuya.
Así que, tu man-
das.

Si la haces al fi-
nal de un mes que
no ha sido especi-
almente especial,
cobrará más sen-
tido el juego.

Haz un viaje. A
un sitio que te en-
cante, o que quie-
ras visitar.

Llévate la lista.

Y allí, leela, y me-
morizala, porque
será la ultima vez
que la veas.

Y allí, en tu lugar
elegido, deshazte
de ella.

Siempre puedes
hacerla trizas, y
dejar que se la lle-
ve el viento. Por
eso que dicen de
que las palabras
se las lleva el ídem.

También puedes
quemarla. Las ceni-
zas son irrecupera-
bles.

O quizá te guste
más enterrarla,
como cuando juga-
bas a los piratas y
el tesoro escondido.

O tal vez, prefieras
tirarla al mar.






Realmente eso te
puede llegar a arre-
glar los últimos días
del mes.

4 comentarios:

tututu dijo...

ohh! no había visto yo esta entrada de tu blog mi cuqui. me encanta hacer listas aunque luego siempre las pierdo (qué raro)

tututu dijo...

hoy no te vi el peluquín
muy mal muy mal
:(

tututu dijo...

por cierto hoy vi un cuadernito de esos con nombre dificil de recordar en la casa del libro y me acorde de ti!

Martu dijo...

Tambien puedes hacer con ella una mariposa y que vuele lejos, muy muy lejos.
Esas mariposas mías algún día encontrarán un buen lugar donde habitar, ¡confío en vosotras pequeñas!